La muerte de Isabel Carrasco esta semana ha puesto el foco sobre el poder que ostentaba en León. Inteligente y trabajadora, pero también controladora y “muy enemiga de sus enemigos”, su poder era equivalente al que han ejercido figuras como Fabra en Castellón y Baltar en Orense.

etiquetas: política, corrupción

» noticia original (vozpopuli.com)

Fuente: Menéame
Para más información: El poder absoluto de Isabel Carrasco muestra de una raza política que se resiste a extinguirse

Anuncios