En el año 1714, el parlamento británico convocó un premio de 20.000 libras para aquella persona que fuera capaz de resolver uno de los principales problemas de navegación de la época: encontrar una manera de calcular las coordenadas de longitud con precisión. Durante años, los miembros de la Royal Society se esforzaron por buscar una solución astronómica, pero sería un fabricante de relojes, John Harrison, el que venciera su oposición y terminara resolviendo el problema.

etiquetas: martin rees, premio, demencia, parálisis, agua potable

» noticia original (vozpopuli.com)

Fuente: Menéame
Para más información: ¿A qué investigación científica le darías prioridad?

Anuncios