Compadecerse del sufrimiento de un animal es una emoción loable, y batallar contra el ahorcamiento de galgos y el ahogamiento de cachorros es una causa noble. La preocupación por los animales criados en la sociedad humana y abandonados por la sociedad humana dignifica a la sociedad humana. Pero nada de esto tiene que ver con la conservación medioambiental.

etiquetas: ecologismo, animalismo, cambio climático, darwin

» noticia original (blogs.20minutos.es)

Fuente: Menéame
Para más información: El ecologismo no debe caer en la trampa animalista

Anuncios