El aparatito en cuestión tiene hasta tres códigos ‘maestros’ para almacenar claves que abran la puerta. Por defecto sus claves son: 2222 / 3333 / 4444 Si en tu portal pruebas alguna de estos códigos y se abre la puerta, bingo, ya sabes como se cuela el cartero comercial en tu piso. De lo que se infiere qué, si nadie se ha preocupado de cambiar estas claves, la seguridad de esa puerta es nula ¿Se puede hacer el mal? Rotundamente Sí. En el caso de que tu portero automático tenga la clave por defecto, se pueden hacer cosas MUY nocivas

etiquetas: seguridad, vídeoporteros, portero automático

» noticia original (www.securitybydefault.com)

Fuente: Menéame
Para más información: Hacking de porteros y vídeo-porteros automáticos

Anuncios